Menu

Historia Vanegas San Luis Potosí

La parte sur del lugar, donde se encuentra ubicado este municipio fue conocida desde el siglo XVIII, como la hacienda de San Juan de Banegas, que así se llamaba la muy extensa y principal finca agrícola y ganadera de esa región, cuyos imprecisos límites colindaban hacia el norte con la hacienda del Salado. En la época prehispánica este territorio era recorrido por los salvajes chichimecas, nombre genérico con el que se designan distintas parcialidades indígenas salvajes que existían en todo el altiplano potosino, entre ellos había diferentes tribus de costumbres similares, todos ellos, nómadas, sin acento fijo que hablaban lenguas o dialectos diferentes y vivían constantemente haciéndose la guerra entre sí.

Los chichimecas llegaron allí, en el siglo XIII, a raíz de la caída de Tula o Tollan la gran metrópoli tolteca y se extinguieron totalmente hasta ya entrado el siglo XVI, desde entonces esta región del ahora municipio de Vanegas, estuvo totalmente deshabitada y por ello ni siquiera mereció que allí llegarán los religiosos misioneros pues era, una zona desértica.

La principal y la más importante fue la hacienda de San Juan de Banegas, ubicada en el sur de este municipio, precisamente en el ángulo donde inciden los límites de Cedral y Catorce.

Todavía pueden verse allí los restos de lo que fue una capilla o templo, evidentemente edificado en fines del siglo XVIII; también las enormes trojes de altos y ruinosos paredones, ahora desportillados y ostentando las anchas oquedades que han hecho los buscadores de tesoros.

En lo general la zona del municipio es en extremo árida, sólo en permanente ojo de agua, siempre caliente, brota del suelo salino en este sitio de la misma hacienda y acaso esto fue la razón de que allí se asentará la casa grande de este extenso latifundio agrícola y ganadero.

En su buena época la hacienda de San Juan de Vanegas, contaba con una regular población dedicada a los trabajos de la agricultura y ganadería, en las instalaciones para beneficiar las plantas de Real de Catorce; además el comercio que allí había, no era solamente local, sino regional, por ser el centro más importante de esa zona.

Era muy frecuente que se padeciera de la falta de moneda de poco valor, para las mínimas transacciones del trato comercial, de allí la necesidad de que la misma hacienda, emitiera con el sello de Vanegas unas rústicas piezas de cobre, a las que entonces se les llamaba '€œTlacos'€.

Su giro podía sostenerse por el crédito y solvencia indiscutible de la misma hacienda, y fue en su época, la única moneda de poco valor que allí podía usarse, pues era imposible poder obtener monedas del cuño legal;  esas monedas selladas por la propia hacienda se admitían en la tienda de raya en pago de artículos de consumo directo, como era común en todas las fincas agrícolas de importancia en su época.

Dos ocasiones arrasaron completamente la hacienda del Salado, la 1era vez fue en enero de 1841 y la 2a en noviembre de 1847.

Con motivo de la Intervención Francesa, la hacienda del Salado fue ocupada durante los años de 1865 y 1866, por tropas del ejército de ocupación que allí establecieron cuartel, conviviendo allí con las tropas de caballería de mexicanos traidores que apoyaban al Imperio;  la ocupación de esta finca era motivada porque los invasores sabían que esta hacienda era propiedad de Don Juan Bustamante, Jefe Liberal que prestaba sus servicios al Gobierno Republicano del Lic. Benito Juárez, acompañándolo en su exilió hacia el norte.  Otra vez y acaso la última fue arrasada la hacienda del Salado en agosto de 1874, según se publicó en la sección de Gacetilla del periódico potosino '€œLa Sombra de Zaragoza'€ en su edición del 21 de agosto de 1874, bajo el rubro de indios bárbaros.

Don Juan Bustamante se vio obligado a hipotecar esa hacienda para conseguir dinero para comprar armas en los E.U., realmente nadie lo obligaba a ello, sólo fue un generoso rasgo de su acendrado patriotismo en favor de la causa republicana  en momentos decisivos. 

Los trabajos de la vía férrea en terrenos del ahora municipio de Vanegas no debieron de haber representado mayores problemas de ingeniería porque la zona es una enorme planicie desierta, así que el trazo a través de ella es en su totalidad una línea recta; por entonces sólo se establecieron por exigencias del servicio, las estaciones de Vanegas y El Salado, distantes muchos kilómetros una de otra y separadas por la enorme extensión del desierto cuyos límites se perdían en el lejano horizonte.

Cuando se construía esa vía férrea no existía la ahora villa de Vanegas, debió de presentar el solitario aspecto de un simple campamento de los trabajadores del riel, tan sólo barracones improvisados agrupados sin orden en la llanura abierta a todos los vientos.  Eso era Vanegas, un simple campamento ferroviario que poco a poco crecía por ser centro de algunos requerimientos de la empresa, ya se avecinaban allí algunas familias y era todo un acontecimiento general la llegada del tren de trabajo al servicio de los campamentos, que arrastraba 2 o 3 furgones rojos de carga y góndolas con materiales, maniobraba lentamente hasta las vías secundarias para desenganchar allí un tanque de agua que había arrastrado desde lejos, era para surtir del líquido las vitales necesidades de la creciente población.

Así pues el pretendido ferrocarril Matehuala - Vanegas que tendría un ramal en la estación de La Cabra para comunicar así con el mineral de La Paz, sólo vendría a ser la continuación del que ya estaba en Matehuala a La Paz, cuya concesión se había obtenido del Gobierno del Estado por decreto Nº 4 de fecha 26 de septiembre de 1891 y de cuya explotación gozaba la Compañía Ferrocarrilera de Matehuala, S.A.

Esta vía férrea tiene algunas estaciones: en territorio de Matehuala, la de La Cabra, donde recibe el ramal de La Paz; en Cedral, las estaciones de San Isidro y Cedral, y de esta última se construyó un subramal hasta Potrero, en el municipio de Catorce.

Fue hasta fines de 1922 cuando la estación Vanegas obtuvo la categoría de ser villa y cabecera municipal del hasta entonces declarado municipio de Vanegas. La Legislatura del Estado dictó su decreto Nº 88 promulgado el 9 de noviembre de 1922 por medio del cual se ordenó:

  • Artículo Primero
    Se  erige un  nuevo  municipio   que  se  formará  con  las     siguientes fracciones y rancherías: San Juan de Vanegas, Vanegas  de  Abajo,  La  Punta,  San  Vicente,   '€œRancho Nuevo'€, Tepetate,  Huertecillas,  Las Animas,  La Trueba,     La Sabanilla, El Salado y El Gallo.
  • Artículo Segundo
    La  Cabecera  de este  municipio  quedará  en la  Villa de Vanegas  (Estación de Vanegas).
  • Artículo Tercero
  • Artículo Cuarto
    El  H. Ayuntamiento  de  Vanegas  se  compondrá  de un Presidente  Municipal,  cuatro  Regidores  Propietarios   y     cuatro  Suplentes, un Síndico Propietario  y  un Suplente; habrá además dos Alcaldes y cuatro Suplentes.
  • Artículo Único
      Mientras se instala el  Consejo Municipal  de que habla el     artículo 3º, seguirá ejerciendo su autoridad administrativa     el actual Ayuntamiento de Cedral.

Videos Vanegas San Luis Potosí

Video de Vanegas Julieta Venegas - Me Voy (Video Stereo)

Vídeo oficial de Julieta Venegas de su tema Me Voy. Haz clic aquí para escuchar a Julieta Venegas en Spotify: ......
Video de Vanegas Vanegas, SLP

Fotos del municipio de Vanegas en el altiplano de San Luis Potosí....
Ver más videos de Vanegas
Busca otro municipio

Clima en Vanegas San Luis Potosí

Día Mínima Maxima
 ... 0 º 0 º clima
La compilación de todo el contenido en este sitio web y los derechos de los mismos son propiedad de los sitios origen.
{Pólitica de Privacidad}